Click en la imagen
Más en Fotografía:

Fotografía / Art Error (Serie Tv)

Actualmente Tijuana es considerada “La Capital Mundial de la Televisión” por la basta cantidad de estos aparatos que se producen en maquiladoras de origen japonés y coreano. Por lo tanto, la televisión se ha convertido, desde hace varios años, en un importante producto para la economía de esta ciudad fronteriza.

Su producción genera empleos y es una fuente de ingreso, sobre todo para la población migrante femenina, que constituye un gran porcentaje de la fuerza laboral de las maquiladoras.

Partiendo de la relevancia de la producción de televisores para la economía de la región fronteriza entre México y Estados Unidos, intento valerme del proyecto Art Error para hacer una reflexión sobre distintos aspectos de la tecnología y su influencia sobre el comportamiento y la cultura de la sociedad actual.

Art Error consiste en la obtención de imágenes que capturan errores de la tecnología; en el caso de esta serie, errores producidos por la televisión. Ninguna de las imágenes está manipulada por medios digitales ni alterada por programas de computación como Photoshop o Photopaint. Son imágenes captadas por una cámara, directamente de la televisión, en los momentos cuando se pierde o se produce una interferencia en la señal.

A partir de estas imágenes surgen varios cuestionamientos acerca de la tecnología y el arte. El error siempre ha sido una importante fuente de nuevas categorías y paradigmas de percepción y creación. El “Nuevo Mundo” fue descubierto por un error de navegación de Colón. Freud explicaba que las erratas y los lapsus al hablar tienen significados inconscientes. Un error, por lo tanto, posee significados relevantes. ¿Será por eso que los coleccionistas de estampillas dan un valor mucho más alto a los errores filatélicos que a las estampillas mismas? Un error siempre es único; en contraste con la producción en serie, consolidado por la tecnología.

Así también podríamos mencionar la música electrónica, creada usando los bugs y gltiches (errores de programación) o la estética del hip hop, basada en “rayar” discos: aprovechar la ruina o arruinar directamente la tecnología como vía de reconstruirla. Tampoco hay que olvidar todo el arte experimental que en general ha aprovechado los conceptos de Accidente o Azar como procesos de composición de obras.

Paul Feyerabend, eminente filósofo e historiador de la ciencia, asegura que el error en el uso de instrumentos o en métodos de investigación ha producido algunos de los descubrimientos más fértiles que la ciencia nos ha dado. El error, pues, es un suceso que por ser excepcional es revelatorio.

Art Error se autoconcibe como un registro de la basura tecnológica, de sus residuos o fallas. También busca ser una muestra de la falibilidad de la televisión, de su carácter como institución fallida. Estas imágenes, en general, son una indagación en los errores de todo lo electrónico, a la vez que una celebración de la estética que manifiestan esas caídas de la tecnología.

Heriberto Yépez